jueves, 24 de mayo de 2018

La Menopausia y el Dar


Una de las muchas lecciones preciosas que la menopausia otorga a una mujer es el arte sagrado de aprender a poner sus propias necesidades primero. Esto puede ser una parte desafiante de esta poderosa transición, una tarea ardua que requiere mucha reflexión interna, profunda búsqueda del alma y un implacable dejar ir. A menudo se siente tan agotada cuando llega a la menopausia que no puede abrazar sus muchas bendiciones.
Su sabia maestra de sanación interna le está diciendo con entusiasmo: «¡No puedes continuar!». Ella está llamando, implorando, suplicando: «No puedes seguir viviendo como has sido y como eres ahora. ¡Debes cambiar! ¡Y debes cambiar desde lo más profundo, desde adentro hacia afuera, desde la misma fuente de tu ser!»
Cuando una mujer está agotada por muchos años de estrés, simplemente no puede continuar inmersa en una vida que no alimenta a su cuerpo en el dulce arte de nutrir su espíritu femenino.
Durante sus años de maternidad, su propósito es ganar experiencia cuidando a los demás. Durante sus años de menopausia, se le pide que ingrese en un estado de ser más  y hacer menos. Ella está aprendiendo a incorporar la presencia del ser en todo lo que hace para que el ser y el hacer se vuelvan uno.

Roslyne Sophia Breillat
Fragmento tomado del artículo «Gentle Healing for the Exhausted Woman», publicado en la página http://www.susunweed.com
Traducción: Germana Martin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...